PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo encontrar un artículo?

Para encontrar un artículo se pueden utilizar tanto el menú situado a la izquierda de la página, como el menú principal pulsando sobre el enlace Tienda. Mediante ellos se accede a las distintas clasificaciones y agrupaciones de productos. También se puede utilizar el buscador situado en la zona superior derecha o en la zona superior izquierda sobre el menú lateral; el resultado de la búsqueda mostrará los artículos disponibles en función de los datos introducidos.

Una vez hallado el artículo, se puede ampliar la información pulsando sobre su nombre o sobre su imagen. De este modo se accede a la ficha de producto que dispone de las características detalladas del mismo.

Volver al índice ↑ 

2. ¿Cómo comprar?

Comprar en la tienda online del Museo del bandolero es muy sencillo. Busque el artículo o artículos deseados entre la amplia gama de productos de los que disponemos en nuestro catálogo. Para incluir el artículo en el carrito de compra sólo tiene que incorporarlo a la cesta pulsando sobre el botón “añadir al carrito” y tramitar el pedido.

Volver al índice ↑ 

3. Métodos de pago aceptados

El método de pago aceptado por el Museo del Bandolero es la transferencia bancaria.
Use la referencia del pedido como referencia de pago.
Su pedido no será enviado hasta que el importe haya sido recibido en nuestra cuenta y una vez recibido se procederá al envío por agencia de transporte.
Antes de realizar el pago espere e-mail de confirmación del pedido con el importe total del mismo.
No procesamos pedidos inferiores a 10€.

Volver al índice ↑ 

4. ¿Cómo averiguar mi talla de sombrero?

Conocer nuestra talla de sombrero es muy sencillo, sólo necesitamos una cinta métrica y un espejo de tamaño estándar.

InstruccionesPonga la cinta métrica en el punto central de su frente (por encima de las cejas tal y como se aprecia en la imagen) y sin soltar ese punto inicial rodee el contorno de su cabeza para obtener su medida. La medida determinada en centímetros representará la talla de su sombrero.

 Volver al índice ↑

Instrucciones para el contorno
5. Armas 

5.1 Navajas, dagas y cuchillos

5.1.1 La navaja es un cuchillo cuya hoja gira sobre un eje que la une al mango para que el filo quede guardado entre dos cachas o una hendidura hecha a propósito. La navaja surge en España a finales del siglo XVI tras la prohibición de Carlos V de llevar armas de hoja larga a gente ajena a la nobleza.

Indicarles que la que más se usaba en la época del bandolerismo es la navaja de carraca, que es una navaja donde la parte de la hoja que conecta con el mango lleva unas muescas, que al abrirla hace sonar como una carraca, también es conocida como navaja de muelles.

5.1.2 La daga es un arma blanca de lámina aplanada y remate agudo. Es más larga que un puñal y más corta que una espada. Se utilizaba como arma secundaria, complementando a la espada. También solían llevarlas las mujeres como protección.

5.1.3 El cuchillo es un instrumento que se utiliza para cortar; consta de una delgada hoja metálica con uno o dos lados afilados y de un mango por el cual se sujeta.

Las dos partes principales de un cuchillo son el mango y la hoja. La hoja es el elemento principal del cuchillo. Se elaboran hoy día de acero inoxidable y existen versiones de cerámica. Las hojas de los cuchillos son de formas muy diversas y por regla general responden a las especificidades para las que están diseñadas. Los mangos de los cuchillos se diseñan por regla general con ergonomía, para que se adapten a la mano y permitan estar en equilibrio cuando son sujetados, sin necesidad de hacer fuerzas innecesarias. Los mangos se elaboran con dos materiales principales: con plástico y con madera. Los más exóticos emplean otros materiales como asta de animales, huesos o raíces de árboles.

Volver al índice ↑ 

5.2 Sables y espadas

5.2.1 El sable es un arma blanca curva y generalmente de un solo filo, pensada para cortar, habitualmente usada en caballería e infantería (oficiales) en el siglo XIX e incluso XX. Éste carácter curvo de la hoja y su filo único, diferencia tradicionalmente al sable de la espada.

Esta arma es de tajo y surgió por la necesidad en velocidad en combate. El sable puede cortar y no dejar incrustada la hoja del arma en el cuerpo del adversario (al contrario de la mayoría de las espadas de una mano, que son de estocada). La curvatura que está ubicada generalmente desde la punta hasta la mitad del sable, genera un tajo profundo, por lo que aumenta la herida sin clavar el arma.

5.2.2 La espada es un arma blanca de dos filos que consiste básicamente en una hoja recta cortante, punzante o con ambas características, con empuñadura, y de cierta envergadura o marca (aproximadamente a partir de medio metro).

El diseño y la construcción de la espada pueden variar mucho, según la longitud de la hoja, su forma, sus filos, sus empuñaduras, su procedencia, etc. De acuerdo con las características que poseen, reciben una determinada denominación que identifica, clasifica y encuadra al arma dentro de un tipo particular. Tiene su hoja metálica afilada en uno o los dos filos si es de tajo, o sin filos y con puntas agudas y duras si es de punzar, o con ambas características. La empuñadura se hacía de muchos y diversos materiales, como madera o cuerno, recubiertos de cuero o cordelería.1

Volver al índice ↑ 

5.3 Pistolas y trabucos

5.3.1 La pistola emplea básicamente los mismos mecanismos de disparo que los mosquetes y fusiles antiguos: llave de rueda en los siglos XVI y XVII, llave de pedernal en el XVIII y primera parte del XIX y llave de percusión al aparecer este tipo de mecanismo a principios del XIX.Todas estas pistolas requerían la recarga de su munición manualmente después de cada disparo. La munición se introducía por la boca del cañón (arma de avancarga) y consistía en pólvora, proyectil y taco de papel (que servía de tapón para mantener comprimidos los dos anteriores dentro del cañón y se presionaba con un adminículo denominado baqueta). Este método de recarga era muy lento y, generalmente, los combatientes desenfundaban sus sables o espadas después de disparar, ya que las circunstancias no permitían recargar nuevamente la pistola.

5.3.2 El trabuco es un arma de fuego de avancarga (la carga de proyección y el proyectil se introducen por la boca del cañón), de grueso calibre, con un cañón corto y usualmente acampanado. Se usaba en el siglo XVIII, se carga por la boca del cañón y se dispara mediante una llave de chispa (mecanismo de disparo). 

Volver al índice ↑ 

Cerrar menú
×

Carrito